jueves, 4 de febrero de 2016

Que Fluya, Tu Confía

Si la vida continúa, yo también. Luego del “pequeño” impase de salud (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2015/11/por-lo-demas-todo-bien.html) y como ya lo tenía planificado meses antes, empecé el año viajando al norte del país, a Chiclayork y Trujipulco, sitios que no iba más de cinco años y que tenían un significado muy especial dentro de toda esta coyuntura. 

El viernes me embarcaba en avión; llegué al aeropuerto y… no viajé jajaja. Luego de una breve discusión improductiva por llegar tarde, me informaron que se canceló mi vuelo porque “no había avión”. ¿Qué cosas no? En una aerolínea no había avión de un vuelo que estaba planificado hace meses jajaja. En fin, lo dejaré ahí para no malograr la fluidez del post jajaja.

Se supone que mi “mánager” norteña me esperaba con la batería y las chelas listas. Dije se supone porque cuando estaba camino al aeropuerto me avisó que estaba enferma y no iría por mí… No tenía ni idea de dónde me iba a quedar a dormir jajaja. Pero su respuesta siempre fue “que fluya, tú confía”, así que yo confié… y casi me quedo a dormir en el parque jajaja. 

Pero bueno, ya dice el dicho, “por algo pasan las cosas”, y entre ella enferma y el vuelo suspendido, la juega de viernes quedó cancelada… Ni modo, la aerolínea me pagó los taxis (a nada) y me cambiaron de vuelo para el sábado a las 5am… plop… en fín… que fluya, tú confía… jajaja

Dormí unas cuantas horas y salí ahora sí pal norte “di”. Chape mi taxi y fui a la casa donde iba a dormir (ahora sí me dijo jajaja). Me dieron un súper desayuno y me eché a descansar, esperando la hora de almuerzo a que me recoja mi mánager… aunque al final yo tuve que pasar por ella por la “pelu” jajaja. Almorzamos en su casa y luego su hermana y cuñado me llevaron a pasearsh. En la noche su juerga respectiva. 


Básicamente así transcurrieron los días siguientes, entre paseos, comilonas y eventos sociales jajaja. Es lo bueno de confiar en gente en que se puede confiar, de una o de otra, las cosas fluyen. Traté de hace un tour pero no se dio, me trataron de llevar a una charla de liderazgo que tampoco se dio (y eso que me llevaron al lugar donde me tenía que inscribir pero no había nadie jajaja) y finalmente sí se dio algo que contaré después… dejé que las cosas fluyan y lo que tenía que ser, iba a ser… yo confiaba… 

Jueves enrumbé hacia Trujipulco y me quedé en casa de mis cuatro  trujillanas favoritas (bisabuela, abuela, madre e hija; para los malpensados jajaja). Las extrañaba mucho, en especial a mi hijita de cariño (para los que pensaron que era mi hijita de verdad jajaja)

Las cosas allá fueron muy similares… más y más comida jajaja, solo que más tranquilo, más familiar… salvo por el sábado por la noche que me rescató el primo y me llevó de juerga… aunque mucho no pude desbandarme pues ya tenía varios días a ese ritmo y por fin el estómago me pasó factura jajaja. 


Igual todo fue genial hasta mi retorno a Chiclayork domingo por la noche, donde me esperaron nada menos que con una suculenta parrillada jajaja. Ya qué… último día, invitación de buenos y nuevos amigos… dejemos que fluya (y mi estómago también fluyó jajaja)

Regresé a Lima con la plena satisfacción de haber pasado unos diez días geniales con buenos amigos que no veía mucho tiempo y sin duda me dejaron entrever que el cariño y estima era mutuo. Me trataron súper bien y regresé con 2 kilos de amor puro al estilo norteño jajaja. 

Todo fluyó y yo confié, y fue más fácil poder cerrar círculos. No se lo comenté a nadie pero el viaje cobró más significado luego de la operación pues era el retorno del cangrejo, el cual yo creía vencido del todo, y que su regreso me movió muchas ideas y perspectivas. 

Este proceso empezó en el 2010 con la amputación de la pierna, luego la quimio en el 2011, hasta la metastasectomía al pulmón izquierdo en el 2015. Vaya recorrido que me tocó… que me toca, pues ya no puedo hablar de pasado sino de presente. Y en esas cosas que uno evalúa de lo que hizo o dejó de hacer, no me pasó por alto que en enero del 2010 hice mi viaje a estos mismos sitios, también en 10 días, aunque de forma distinta. 

Así empezó ese 2010 y se me ocurrió de manera simbólica, a modo de cierre, estar en los mismos lugares luego de este arduo camino. Curioso que tuviera el pasaje comprado antes de saber lo que tenía y por eso persisto en que las cosas no son al azar. No quiere decir que nunca más tendré cáncer, es solo una forma de decirle a esta vida que aún continúa que regresé tal vez a un punto de partida, con experiencias increíbles pero que estoy listo para comenzar una nueva aventura, llena de retos, triunfos y penurias, como es la vida misma… cuando dejas que fluya, cuando confías… 


¡He dicho!


¿Vas a contar o no?.- No sean angurrientos… dejen que fluya, ustedes confíen jajaja. 


Kikin Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(04 de Febrero del 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!