lunes, 30 de mayo de 2016

Hasta Siempre Mi Héroe Flavio

Mucha gente dice que me admira por las cosas que hago, por mi dedicación, compromiso y actitud que me mantiene firme en mi propósito de vida, venciendo los obstáculos que me pone la sociedad por no saber lo que significa “inclusión”. 

Pero ya lo he dicho y aunque no me crean, yo no me veo así. Sólo soy una persona con unas ganas intensas de vivir y de cumplir su misión en la vida, y si eso sirve de ejemplo a otros, en buena hora.

¿Quieren saber lo que significa ser héroe de verdad? Les voy a contar del mío. Para eso háganse esta pregunta: ¿Qué harían de sus vidas si les dijeran que les queda poco tiempo de vida? Piénsenlo un rato… 

Cuantas emociones encontradas ¿no? Qué difícil es pensar en ello pues es muy normal tener la idea de que no sirve de nada, si ya sabes que vas a morir. Es fácil decir de qué sirve hacer algo si te dicen que te quedan 6 meses, 3 meses, 1 mes de vida… 

Creo que no es justa la sentencia pero lamentablemente así son los doctores y solo te piden “calidad de vida” (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2014/05/denle-voluntad-de-vida.html), y se olvidan que uno tiene el poder y la decisión de vivir hasta donde le da la gane y el cuerpo aguante. 

Bueno, así es mi héroe…   miren que tal héroe que los doctores muy seguros de sus sentencias médicas le dijeron, hace más de 2 años, que arregle sus asuntos pues no iba a durar más de unos meses. Pasaron más de dos años… dos años que nos regaló su presencia y su magia, dos años que nos enseñó lo que realmente significa voluntad, dos años en la que nos demostró que no importa cuánto vivas (sabiéndolo o no) sino cómo lo vives y dejar una huella imborrable en los corazones de los demás.

Fueron más de dos años en las que no solo le dio la contra a los médicos sino que en su humilde vida tuvo en coraje de levantarse a diario y decir: “Yo puedo hacer algo más por los demás, así yo no tenga ni sienta fuerzas para hacerlo”. Y este muchacho de menos de 20 años se convenció que podía y se dedicó a ayudar a sus compañeros del pabellón de niños y jóvenes del INEN para conseguirles donantes de sangre, remedios, dinero… cuando muchas veces él no tenía ni para comer.

¿Por qué? Porque así son los héroes. Lo que hacen muchas veces no tiene explicación, pero lo hacen, y salvan muchas vidas de manera silenciosa y lo peor del caso, muchas veces ignorada… ignorada por ti y por muchos que no saben de su historia más que por ser discreta porque no tienes la voluntad de apoyar a otros.

Así son los héroes, hacen las cosas en pequeño con efectos gigantes en los corazones. Y como si fuera poco, cada vez que lo veía, hasta cuando estaba mal en una cama, siempre tienen una sonrisa. Y así era mi héroe, siempre sonriente, siempre feliz, a pesar de su diagnóstico y de esa maldita sentencia de los doctores. 

Así son los héroes, justos en todo sentido a pesar que a veces creas que se merecen algo. Era tan justo mi héroe que me compró un libro y lo pagó, a pesar que le dije que no tenía que hacerlo; pero para él era más importante reconocer el valor de mi trabajo, cosa que algunas personas no hacen a pesar de tener y sobrarles dinero. El de lo que poco que tenía y de lo mucho que le faltaba, lo pagó. 

Así son los héroes de verdad… y hoy les presento al mío, que fue de carne y hueso, que vivió entre nosotros sin pedir nada, pero con muchas ganas de dar, de darse a los demás, de salvar vidas… y lo hizo así hasta el último aliento de vida que le quedaba... hasta hoy... 

Adiós mi hermano, mi amigo, mi héroe… Adiós Flavio… nos veremos pronto… 

En honor al héroe.- sólo les pido que alguna vez en su vida vayan al INEN y donen sangre; yo no puedo, así que háganlo por él, háganlo por mí, háganlo por todos esos héroes que mueren a diario en el hospital porque no tienen a otros héroes como tú para salvarles la vida… (https://www.facebook.com/Donantes-de-Felicidad-405048656293833)


Kikin Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(30 de Mayo del 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre es buen recibir comentarios... ayudan a seguir mejorando y a continuar escribiendo. ¡GRACIAS!