viernes, 24 de marzo de 2017

Nadie Nos Quita Lo Luchado (Fuck Cancer)

Quiero dedicar unas breves líneas a una heroína desconocida por muchos pero que para mí es un gran ejemplo de vida pues supo dar frente con buena actitud, una fuerza increíble y ánimos de acero, a esta maldita enfermedad del cangrejo en una de sus formas más malévolas, la leucemia.

Dio batalla hasta el último segundo pues ella comprendía bien, como muchos de nosotros, que vale la pena vivir y aferrarse a ella por los sueños que se tienen, al precio que sea necesario… así sea que vivir, literalmente, te cueste la vida. 

Ella batalló diariamente no sin dejar una huella profunda en otras personas que, como ella, se encontraban en la misma situación. A veces uno no sabe el impacto que tiene en la vida de los demás pero soy un convencido que cuando uno encuentra un propósito de vida claro orientado a la felicidad propia y la de los demás, no hay otro resultado posible si no el trascender de manera profunda en la vida de otros. 

Ella fue así y así será recordado por muchos, como una guerrera llena de amor, amor a los que la rodeaban, amor a la vida, amor para otros en la misma lucha; y lo sé no tanto por haber compartido momentos con ella sino por las palabras de su madre, las que quedaron grabadas en mi corazón, palabras que cuentan de una mujer que descubrió en esos meses de lucha lo que significa ser feliz y tener una misión de vida por la cual darlo todo.

Por eso yo no dudo que en los corazones de todos, por encima de la tristeza de su partida, está la admiración y el amor por esta mujer que supo ganarse con aplomo los corazones de todos los que la conocimos, por lo cual no queda más que decirle GRACIAS por ser quien fue y por dejarnos algo tan maravilloso en vida para seguir recordándola. 

Hasta pronto Carmencita… te quedas en buena compañía de mis héroes Sergio (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2016/08/el-ultimo-punto-del-toro-barboza.html) y Flavio (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2016/05/hasta-siempre-mi-heroe-flavio.html), y de tantos otros héroes de carne y hueso, anónimos la gran mayoría, pero que han trascendido y cambiado la vida de muchas personas… como la mía. 


¡Hasta pronto heroína! 

Kikín Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(24 de Marzo del 2017)


Legado.- No dudo que pronto tendremos noticia de su legado y como siempre estaré dispuesto a apoyarlos en lo que pueda. ¿Qué será? Pues obvio, seguir en la lucha contra la leucemia (y contra todo tipo de cangrejo del mal https://www.facebook.com/apoyemosacarmen/). 

viernes, 10 de marzo de 2017

Así Sí Dan Ganas De Celebrar

Ya muchos saben que para mí la época más importante del año es la semana de mi cumple jeje, celebro como fiesta patronal y me divierto como chancho en lodo. Más aún después de pasar por la experiencia del tumor en la pierna (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2010/12/el-paciente-del-927.html) y luego el tumor del pulmón (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2015/11/por-lo-demas-todo-bien.html); y este año la celebración toma un matiz similar aunque no igual, gracias a Dios. 

Para no hacerla larga, la cosa es que en mi control de agosto del año pasado el doctor me dio la desagradable noticia que tenía una nueva mancha en el pulmón izquierdo, o sea un nuevo tumor y que no había que perder tiempo, así que me mandó a hacer otros exámenes con miras a operar.

¡Chan! Lo dije, después de 6 meses jajaja. Comprenderán que no me hizo chiste y me agarro frío pues no esperaba que en menos de un año me tengan que operar de nuevo y otra vez dejar en pausa todos mis planes tan chéveres que estaba armando, tanto de consultorías, de mis clases en PUCP, la nueva pata que pensaba comprar (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2017/01/mi-juguete-nuevo-del-2017.html)  y del Panamericano de Parabádminton que se venía en unos meses (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2017/01/pa-panamericano-de-pa-parabadminton.html)

Salí ligeramente compungido y me llevé a mi casa esos exámenes para pensar que iba a hacer, quirófano u otra alternativa. Decidí por la segunda y me tomé unos días en pensar que iba a hacer, manteniendo la información en reserva con la familia, mi PPGBCPPC y uno que otro amigo. 

Sin que suene a botado la verdad que la operación no me asustaba. La primera vez sí porque nunca había escuchado nada sobre operaciones al pulmón y esta palteado, pero uno se recupera como de cualquier otra con algunas secuelas como el adormecimiento del lado de mis costillas. Lo que me jodía sobremanera era el haberme recuperado rápido de esa operación para hacer las cosas que amo (http://kikin-rispa.blogspot.com/2016/12/una-imagen-vale-mas-que-mil-medallas.html), para tener que volverlas a poner en stand by y gastar plata (porque en el INEN tengo que pagar la tarifa normal) que estaba destinada a mi prótesis. 

Es absurdo pensar en que todos los años me iba a tener que operar de esta vaina… así sea la única salida, solo de pensarlo cansa y no quería (ni quiero) pasar por ello. Además no tiene sentido que “la solución” sea la operación pues “lo más probable es que crezcan cada cierto tiempo”. No se está atacando la causa sino el efecto y eso no me va a sanar, necesitaba buscar algo que vaya a la raíz del problema.

A pesar de las discrepancias con algunas personas (A los cuales les agradezco pues siempre es bueno tener perspectivas diferentes a la de uno) decidí empezar un tratamiento homeopático, el cual se basa en darle un equilibrio interno a tu cuerpo de tal forma que le impida a cualquier enfermedad desarrollarse; acompañado siempre de una alimentación balanceada, actividad física y cuidado espiritual. Creo que son los ingredientes fundamentales para todo ser humano que se propone vivir bien y sano de manera integral. 

Además de eso, cuando fui a visitar al gran maestro de danza Alejandro Leturia, me enseño un video que explicaba lo que era el cáncer, cómo se trata medicamente y cómo lo trata este investigador; lo cual me sorprendió pues tenía pleno sentido e iba acorde con lo que me explicó la homeópata. De ahí en adelante tomo mi preparadito de alcachofa, té verde y tomillo.

Y finalmente no podía dejar de lado la fe en Dios y cumplir una promesa pendiente de ir a la procesión del señor de los Milagros (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2016/11/promesa-cumplida-cristo-moreno.html) para pedir el milagrito; y me salió por partida doble pues de ahí mi hermano sagrado me invitó a cargar en la procesión de Magdalena. 


Con todo esto esperé hasta diciembre para regresar al INEN y para mi sorpresa me atendió el mismo médico cirujano que me operó, al cual no veía desde ese entonces. Al parecer le dijeron que no me saqué las citas que me mandó y me esperaba para jalarme las orejas. Le expliqué mi posición y no había de otra que sacar otra tomografía. El resultado fue que el supuesto tumor no había variado de tamaño ni forma ni nada, solo estaba ahí, así que el doctor la pensó un poquito y dijo que tal vez… tal vez… fuera una cicatriz, que en dos meses más me saque otra tomografía y veíamos.

1 de marzo fue mi nueva cita. Me atendió otro doctor. Los nervios siempre me acompañan en estas citas así que estaba esperando que diga el resultado, operación o no… y la respuesta fue que sí… que sí estoy bien (¿los asusté? Jajaja). Que la mancha seguía igual y que concluían que era una cicatriz, que no era un tumor ni había rastros de ningún otro… y que vuelva no en tres sino en seis meses porque la radiación del examen también da cáncer jajaja, que irónico jajaja. 

Así que con toda esta historia imaginarán que abundan las ganas de celebrar aunque igual me controlo un poco porque por esos caprichos de la vida el primer campeonato de bádminton de este año empezó ayer y va hasta el domingo, como diciendo tate quieto… así que estaré quieto… hasta el sábado jajaja. 

¿Qué cosas no? Por darle la contra a los doctores al final resultó ser la mejor opción. Ellos no tienen la última palabra ni todas las respuestas así que he aprendido que uno tiene que tener la mente abierta para experimentar de todo en esta vida pues todo suma. 
No dudo que compartirán mi alegría pero a la vez quiero que entiendan algo que yo ya asimilé hace mucho tiempo, y no lo digo por ponerle drama a mi post cumpleañero sino porque quiero que aprovechen sus días así como lo hago yo. Este tipo de cáncer que tengo yo es muy agresivo y si no regreso hoy, regresará mañana; me cuido para que no ocurra pero lo más probable es que sí, así que no se asusten si un día leen que me van a operar o ya me operaron, así como espero no se desmayen si ven un post de despedida pues no voy a llegar a verlos arrugados y feos jajaja (ni ustedes a mí). 

No es para traumarse, la vida es así, no la he inventado yo; lo que espero al contarlo es que comprendan que nadie es eterno y que es mejor disfrutar a las personas en vida que recordarlas en el cielo. Gocen de sus padres, cuiden a sus parejas e hijos, agradezcan a sus amigos y familia por todos esos momentos que les permiten estar juntos. Suele pasar que a la vejez uno se arrepiente de las cosas que no hizo en lugar de tener anécdotas de las cosas que hizo (bien y mal). Ama, ríe, goza, llora, sufre, viaja, descansa, trabaja, abraza, acaricia, patea, demanda, perdona… VIVE… HOY.


¡He dicho! ¡Ha celebrar! 



Kikín Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(10 de Marzo del 2017)


El regalito.- Seguiré insistiendo para que compren mi libro virtual a ver si por ser mi cumple se animan a comprar así como quien colabora con todos mis planes de vida (http://kikin-rispa.blogspot.pe/2016/06/al-ano-no-camina-navega.html)

miércoles, 1 de marzo de 2017

Cuchibomba

Muchos se preguntarán que es lo que significa esa palabra pues con seguridad no la han escuchado pero ni de broma; probablemente solo la reconozca la familia y los entendidos que vivieron en la sierra por los 80’s. Pero más allá de querer recordar una época lúgubre de nuestra historia quiero evocar esta hermosa palabra pues es así como me llamaba mi tío Tito (Q.E.P.D.)

Yo pequeño y gordito, muy avispado e inquieto, me hice merecedor de esta chapa de parte suya ya que era muy habitual en él hacer bromas a diestra y siniestra. Muy lejos de molestarme pues entendía que venía del “coche-bomba” (o tal vez a las 5 años aún no entendía nada de esa situación), la asumí con mucho cariño y orgullo. 

Y es que siempre tuve buenos y bonitos recuerdos de mi tío durante toda mi infancia, lleno de risas y bromas, juegos y chistes, paseos y visitas… siempre con una sonrisa, con buen filo y con un “sapito” bajo la manga que lo hacía sin duda un tío al que no podía dejar de visitar o ver en mi propia casa. 


El tiempo pasa y no espera a nadie, y los errores propios y ajenos pasan factura; y a pesar de estar joven me era difícil entender como las cosas podían cambiar tanto, así como las personas, y de pronto ver a alguien tan frágil después de haberlo visto tan fuerte e imponente. 

Ver llorar a esos hombres de acero de tu infancia siempre marcan tu espíritu pues te enseña que todos, todos, sin falta, sentimos dolor, tristeza, soledad, abandono, olvido… pero más allá de hacerlos débiles aprendes a comprenden y valorar que la fuerza del hombre (y de la mujer) no está en las lágrimas sino en lo que te enseñan con ellas, y yo aprendí de él algo que desde ese día jamás pude olvidar: Arrepentimiento. 

Y los años siguen pasando y las dolencias propias de la edad no se hacen esperar y a veces juegan malas pasadas (inclusive sin que pasen tantos años). Es cuando echas un poco de coraje al ver cada vez más frágil y triste esa figura imponente y tomar valor para soltar una broma que siempre ha acompañado a la familia y ofrecerle “una carrerita en muletas”, a lo cual siempre tenía la mejor respuesta de todas… una linda sonrisa… sincera y amable que me decía que dentro de todo también podías ser feliz. 

Y así es como te quiero recordar… feliz… porque todos somos humanos y nos equivocamos pero aprendemos de esos errores y yo sé en lo más profundo de mi corazón que lo entendiste y supiste arrepentirte aunque quizá no lo decías abiertamente. 

Sé que te fuiste feliz porque a pesar de todo sabías que te queremos, todos, hasta el corazón más duro y resentido de todos pues nadie podía resistirse a tu sonrisa pícara y honesta con la que conquistaste muchos corazones (hasta tus últimos días repartiendo caramelos a los niños del barrio… y seguramente a algunas vecinas coquetas también)

Y allá donde estés seguirás feliz porque todos tenemos un espacio grande en el que guardaremos esa sonrisa tuya que siempre nos reconfortaba y que recordaremos hasta que te demos el encuentro para poder darte un abrazo más y reírnos con alguna ocurrencia tuya… 

Adiós Tío Tito… 

Tu sobrino, Cuchibomba


Kikín Rispa
kikerispa2003@yahoo.es
(01 de Marzo del 2017)